De vuelta de las vacaciones: El panorama político en Oaxaca.

Agosto está por terminar. Las campañas políticas de Julio parecen ya muy lejanas. La Guelaguetza 2013 y las fiestas de Julio apenas se recuerdan y  los políticos Oaxaqueños regresan de sus vacaciones post-campañas electorales.  Al parecer en Oaxaca  todo vuelve  a la “normalidad”.

En lo que concierne a la elección 2013, en los 25 distritos electorales en los que se efectuaron procesos electorales para elegir Diputados Locales el gran vencedor fue el PRI, con su lastre PVEM,  ganando 11 distritos; 7 se fueron para el PRD y PAN se quedó con 7.

Además se asignaron otras 17 diputaciones de representación proporcional, y la legislatura local estará conformada por: 17 diputados del PRI; El PRD 11 y el PAN con 9. Los representantes de Movimiento Ciudadano, el Partido Unidad Popular y el Social Demócrata, partidos que solo lograron una diputación por la vía Plurinominal,  anunciaron hace poco, que conformarían un grupo parlamentario conjunto.

Nuestro órgano electoral local, el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana tuvo una participación ineficiente. Informo oportunamente y realizó conteos extraordinarios cuando fue necesario pero,  la actuación de dicho organismo se caracterizó por la falta de compromiso en las elecciones. Pareciera que el IEEPCO se siente cómodo asumiendo la mínima responsabilidad posible durante el proceso, con una política de Laisser Faire (dejar hacer, dejar pasar) constante. Sus sanciones electorales son risibles o casi nulas, no organiza ni incentiva debate entre candidatos, permitió que los Partidos y Coaliciones marcaran los tiempos de las inscripciones así como las omisiones en las mismas (cuotas de género por ejemplo),  y un largo etc. Con este comportar el IEEPCO aparenta falta de compromiso y una actitud de sumisión a las fuerzas políticas estatales.

2011-10-20 07.18.24

En cuanto a la percepción ciudadana que dejo la elección de este año, el Centro de Información Estadística y Documental para el Desarrollo (CIEDD), en su encuesta realizada en julio en el valle de Oaxaca nos muestra los siguientes resultados. Ante la pregunta: ¿fue respetada la voluntad ciudadana según los resultados obtenidos en su municipio el pasado 7 de julio? El 70 %de los que acudieron a votar mencionó de forma positiva. Ante el cuestionamiento de si que con la llegada del próximo gobierno municipal los oaxaqueños tendrán mayores o menores oportunidades para mejorar su calidad de vida, el  38% respondió que esperan más oportunidades, en tanto un 26% dijo que no habría cambios y un 24% refirió de forma negativa.

De todos estos datos  podemos sacar las siguientes conclusiones:

1.- La elección local 2013 siguió la constante de los procesos electorales inmediatos a una elección done se logró la transición, en las cuales  el  Partido Revolucionario Institucional sale fortalecido. En este caso recuperó algunas ciudades importantes, manteniendo la hegemonía como partido que nunca ha perdido en el Estado.

2.- La Coalición PAN-PRD-PT perdió fuerza, demostrando que en la elección gubernamental de 2010 el panorama oaxaqueño era totalmente distinto. Es evidente que el gobierno de coalición no ha llenado las expectativas de la gente, aunado a las constantes pugnas internas que se han vuelto características en la coalicion, tanto en las elecciones como en el gobierno del cambio.

3.- De los partidos restantes, Movimiento Ciudadano reafirmo su fuerza como cuarta fuerza política en el Estado; Unidad Popular se consolido como una opción para muchos oaxaqueños y logro algunos triunfos destacables, así como el PANAL; el Partido Social Demócrata apenas compitió.  Lo que es para destacar es el papel que juegan el Partido del Trabajo y el Verde Ecologista. Estos dos partidos aun cuando tiene mucho tiempo en el panorama político nacional, dan la noción de que en Oaxaca no tienen fuerza electoral, no cuentan con bases consolidadas y su proyecto pareciera ser el sobrevivir al amparo de sus “Hermanos Mayores”. En pocas palabras, no existen en Oaxaca.

4.- Que los ciudadanos oaxaqueños tiene muy poco interés real ante los procesos electorales. Durante la campaña y la elección, la percepción es que la ciudadanía  antes de participar e informarse, adopta una actitud de: “Ya que acabe esto por favor”, la cual es compartida y es aún más obvia en el actuar del órgano electoral, el  Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca.

De esta manera, podríamos deducir que los  últimos tres años de la administración estatal actual deberían transcurrir con calma, tomando en cuenta que ya no hay elecciones hasta las intermedias de 2015 y la de Gobernador en 2016; que muchos colaboradores del Gobernador que generaban algún conflicto han sido cambiados y que el panorama político, consecuencia de la elección del 7 de julio, no parece desfavorable para quien despacha en Palacio de Gobierno.  Claro, esta deducción parecería  una broma de mal gusto al ver la situación de los constantes conflictos internos aun imperantes en el gobierno de Oaxaca y  la delicada situación del CNTE vs la Reforma Educativa en el DF, pero estos son temas para otro momento. Saludos.

Twitter: @pachecoperal