PRD EN EL 2014: EL OCASO DEL SOL AZTECA

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano renunció al PRD. El pasado miércoles 26 de noviembre “El Ingeniero” anunció su salida del partido que fundó hace ya 25 años. Esta decisión fue tomada tras tener “profundas diferencias” con la dirigencia que encabeza Carlos Navarrete sobre el rumbo del partido. Las rencillas se habían intensificado ante las fuertes críticas de Cárdenas hacia la pobre reacción de la dirigencia ante los hechos ocurridos en Ayotzinapa, donde se señala al Presidente Municipal perredista José Luís Abarca como autor intelectual de la tragedia. Sin dejar de mencionar el acercamiento cada vez mayor entre el PRD y la actual administración federal, acercamiento criticado fuertemente por la militancia partidista. Por estas cuestiones,  Cárdenas Solórzano había pedido la renuncia de Navarrete a la dirigencia del partido.

cuauhtemoc-cardenasCon la renuncia, termina una etapa dentro del partido que marca de manera significativa al PRD y de alguna manera a todo el sistema político mexicano, pues si bien es  difícil concebir al partido del Sol Azteca sin su líder histórico, es aún más difícil pensar el sistema político mexicano contemporáneo sin el Partido de la Revolución Democrática. Pero todo tiene un fin y parece lejos ya ese esperanzador comienzo de aquel movimiento que se convirtió en organismo político a finales de la década de los ochenta. Si, parece bastante lejano ya.

 El Ing. Cuauhtémoc Cárdenas fue el candidato a la presidencia de la república en 1988 por el Frente Democrático Nacional, elección que perdería de manera muy dudosa contra el candidato del PRI Carlos Salinas de Gortari. Tras estas elecciones y el fraude electoral, el PRD se funda el 5 de mayo de 1989 bajo los cimientos de las protestas contra el fraude, la oposición al régimen priista y la unión de las más importantes fuerzas políticas de izquierda en el país. Entre aquellas fuerzas encontramos al Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), al Partido Socialista Unificado de México (PSUM), al Partido Popular Revolucionario (PPR), al Partido Mexicano Socialista (PMS), quienes por cierto cedieron su registro legal,  al Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), a la Unión de la Izquierda Comunista (UIC); una parte del Partido Socialista de los Trabajadores (PST); así como la izquierda dentro del PRI (“la familia revolucionaria”) de la cual Cárdenas Solórzano era miembro; además de muchas asociaciones civiles y líderes de izquierda, Heberto Castillo y Rincón Gallardo, entre otros.

 Así el PRD nace de la unión de diversas fuerzas de izquierda contrarias al régimen y al partido oficial, comandadas por un líder carismático (nada más y nada menos que el hijo de Gral. Lázaro Cárdenas, “El Tata”) y los desertores del Priismo que no lograron encontrar cabida dentro del PRI.

 Tras ser candidato a la presidencia en 1994 y ser derrotado, Cárdenas Solórzano logró el histórico primer triunfo del partido para el gobierno de una entidad federativa, ganando en 1997 la elección para la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, máximo bastión perredista y que no ha dejado de gobernar desde esa fecha. Posteriormente pierde las elecciones en 2000 por tercera vez y comienza a disiparse su protagonismo dentro del partido, pero nunca dejo de ser identificado como el líder moral y fundador, aquel al que se va por consejo. Actualmente se desempeñaba como Coordinador de Asuntos Internacionales en el Gobierno de la Ciudad de México comandado por Miguel Ángel Mancera.

 A esta decisión se unen la de otros líderes históricos que han renunciado y se han distanciado del partido, siendo Andrés Manuel López Obrador en septiembre de 2012, para fundar su propio partido Movimiento de Regeneración Nacional MORENA, el más relevante. Pero existen muchos ejemplos: Porfirio Muñoz Ledo líder histórico y fundador del partido renunció ya hace algunos años, o Marcelo Ebrard quien gobernó el Distrito Federal de 2006 a 2012, el cual se ha distanciado considerablemente del de la Revolución Democrática.

 Al parecer con la salida de estos liderazgos históricos del PRD, se consolida un proceso de desintegración y fragmentación de grupos con ideologías de izquierda que el Sol Azteca había logrado unir en un frente desde 1988.

 La verdad es que en ninguno de los grupos que conforman el PRD actualmente, las famosas “tribus”, se vislumbran liderazgos fuertes, venga ni siquiera relevantes, en un organismo político que se ha caracterizado por ser comandado por un líder carismático siempre: Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, quienes juntos suman 5 candidaturas a la presidencia (tres y dos respectivamente), todas derrotas por cierto.

Porque es innegable que una de nuestras características políticas más marcadas como mexicanos es el depositar nuestras esperanzas en un personaje, en el líder carismático.  EL Caudillo por encima de todo. Sería injusto decir que esta es una particularidad solo del PRD, pero sí que se esfuerzan por ejercerla. La actual dirigencia comandada por la corriente Nueva Izquierda, mejor conocidos como “Los Chuchos”, carecen de este liderazgo y ni cuando fueron candidatos en sus estados pudieron obtener resultados importantes. La burocracia partidaria desplaza a los caudillos.

 46b9f3a76eb91e743bb7c7bed1ea7e63dd322615_mTras la salida de Cárdenas, ¿Se espera una desbandada del PRD hacia otros frentes: Morena, Movimiento Ciudadano, PT, etc? ¿Logrará recuperarse el PRD de esta delicadísima crisis, crisis sobre todo de identidad?, ¿Podrá renovarse y mostrarse como una opción viable en futuras elecciones?, o simplemente ¿es el inicio del fin de los amarillos?, ¿El ocaso del Sol Azteca? El tiempo lo dirá, por lo pronto en las próximas elecciones de 2015. Lo que es seguro es que el futuro no parece traer cosas buenas para el Partido de la Revolución Democrática.

 En su carta de renuncia Cuauhtémoc Cárdenas escribe: “Quiero expresar a los militantes del partido que esta decisión obedece al propósito de mantener congruencia con mis principios”. Que mejor despedida de un hombre que se le podrán criticar muchas cosas, menos la congruencia con la que manejo su carrera política.

 Twitter: @pachecoperal